Reginaldo bondadoso

0
429

[download id=»900″]

La capacidad más destacada del padre Reginaldo parece haber sido la de ver las posibilidades y trabajar para hacerlas realidad.

Era un hombre que se atrevía a mucho, a todo lo que el servicio de Jesús le mostrara. Era un hombre duro, exigente y serio, pero esta fina sensibilidad ante las necesidades de los demás y su espíritu práctico que lo llevaba a hacer el bien a los demás, nos permiten ver en él un amor profundo por los hombres, en especial por los que sufren, los que son los preferidos de Jesús.

Por eso siempre estaba inquieto, pidiéndole a los políticos que atiendan a las necesidades de la gente, hablando con amigos para ver qué soluciones podía dar a quienes le pedían algo. Era muy despojado, no usaba lo que no necesitaba, siempre le daba todo a los pobres. Descarga el Recurso en PDF para ver texto completo.