Karen. «La vida me enseña a pensar en mi prójimo»

0
2296

Karen tiene 24 años, creció en el Hogar Nuestra Señora del Carmen, institución de las Hermanas Dominicas de San José en La Rioja. Tiene claro que la solidez de lo que recibió de las hermanas como madres, hermanas y amigas hoy la sostiene en decisiones importantes como seguir Ingeniería Civil en la Universidad. Pero nunca se fue, porque sigue como voluntaria de la casa que la ayudó a crecer.   

¿Cuándo llegas al Hogar Nuestra Señora del Carmen?

Para mi el hogar fue mi segundo hogar, luego pasó a ser el primero, llegué con nueve años junto a mis tres hermanas (una mayor que yo y las otras menores). Ellas duraron poco tiempo y se fueron yendo por diferentes motivos. Yo permanecí porque me sentí muy contenida. Desde mi experiencia personal el hogar fue más que un tránsito en mi vida, fue crecimiento, amor, alegría, donde la niñez se vive y se siente.

el hogar fue más que un tránsito en mi vida

Las hermanas fueron pilares y compañeras en cada paso que di, he conocido muchas de las cuales quedaron hermosas enseñanzas y recuerdos. Comprendí que más que religiosas eran personas humanas con errores y virtudes fáciles de admirar. Cumplieron el rol de madre, hermana y algunas hasta amigas.

Lloré, reí, aprendí y crecí en hogar. Cada persona que transita por ese lugar crece si las ganas y el empeño están focalizadas en eso.

¿Qué recuerdos buenos del Hogar te ayudan a crecer, a caminar?

Recuerdo mis años de niña, adolescente y joven. Siempre se me viene a la cabeza cuando solía acompañar a la superiora de turno, que era mayor, como nos divertíamos con los comentarios que yo hacía y sus respuestas.

También recuerdo a una hermana a la que quise muchísimo, compartimos dos años, me quedaba con ella en las noches cuando todas las nenas dormían, hablando sobre algunas actitudes en las cuales yo debía trabajar, ella me aconsejaba y me hablaba con calma.

Algo que siempre voy a recordar para crecer en mi vida, es que no se vive pensando solo en uno mismo, sino en tu prójimo, sin importar de dónde viene, ni generar juicios internos, más bien integrar esto y ayudarla a crecer.

no se vive pensando solo en uno mismo…

¿Y tus hermanas…?

Ellas están distribuidas en diferentes lugares en la Capital de La Rioja porque mi madre vendió la casa. Dos de ellas tienen hijos y están terminado de estudiar, y las más chicas  están en su último año del secundario.

¿Qué carrera estás cursando en la universidad y dónde?

Ingeniería Civil en UTN Facultad Regional La Rioja.

¿Cómo descubres esta vocación, quiénes te ayudaron, el Hogar te acompaña en esta decisión de estudiar una carrera Universitaria?

Decidí estudiar esta carrera por una amiga -que en ese entonces estaba estudiando lo mismo- y me motivó. El hogar apoyaba que yo siguiera cualquier carrera.

Si bien tu etapa terminó en el hogar, decides seguir en contacto como Voluntaria..

Decido mantener el contacto porque pienso que la vida me enseña a pensar constantemente en mi prójimo y como estuve desde el otro lado… recuerdo que me encantaba cuando iban los voluntarios a realizar cualquier tipo de actividad. También me gusta porque ellas no sólo me ven como voluntaria sino también como una confidente porque las conocí desde pequeñas.

recuerdo que me encantaba cuando iban los voluntarios

¿Cómo vives con las nenas el espejo de haber estado en su lugar?

Ellas son espontáneas, cada una con su chispa, su entorno, historia familiar; cuando hablamos con ellas me siento en espejo constante, porque me recuerdan esas dudas que tenía a esa edad. Me siento tan bien que confíen y desde tu perspectiva (más consciente por el conocimiento) explicarles sobre cuestiones importantes.

Tres claves para vivir el entusiasmo y el empuje que vos le pusiste a la vida!

AMOR MUTUO Y GENUINO

ENTREGA Y APRENDIZAJE

CALMA Y PAZ INTERIOR

Datos personales

Nombre: Karen Maricel Flores

Edad: 24 años

Lugar de nacimiento: La Rioja Capital

Tiempo en el Hogar Nuestra Señora del Carmen: 14 años y medio

Tres claves para vivir con entusiasmo: amor mutuo y genuino. Entrega y aprendizaje. Calma y paz interior.