En el día de la Virgen del Rosario Jazmín recibió el Bautismo

0
451

11 de Octubre de 2019. Comunicación Hnas. Dominicas de San José. 

El 7 de Octubre, Fiesta de la Virgen del Rosario, Jazmín recibió el Bautismo en la Capilla del Hogar De la Virgen del Milagro, de las Hermanas Dominicas de San José. Una celebración compartida con la comunidad, presidida por el P. Miguel Ríos sacerdote del clero de Córdoba, Rector del Seminario Mayor, padre cercano al Hogar que el próximo 28 de octubre cumple 122 años de fundación y presencia en Córdoba.

Jazmín tiene seis años, vive en el Hogar desde hace un tiempo, allí conoció a Jesús por medio de las Hermanas. Ese lunes por la tarde, la niña estaba feliz de ser el centro de atención, de consagrarse como Hija de Dios, “bautizada y enviada” como dice el lema del mes extraordinario misionero.

“El centro de la esta fiesta, además de Jesús, es Jazmín, celebramos la misa por ella” así empezó la homilía el padre Miguel. 

El sacerdote en una catequesis sobre el Bautismo con un lenguaje comprensible, les recordó a las niñas y amigos presentes, que el Bautismo es el primero de los sacramentos “los sacramentos son las acciones de Dios, Él llega por los sacramentos; la toca a Jazmín para convertirla en su Hija y en templo de Dios”, expresó.

“El Espíritu Santo va habitar en ella, es el que nos ayuda a creer en Dios, a ser testigos de Jesús, misioneros de la Iglesia. El Espíritu Santo nos integra a la comunidad y nos va guiando. Jazmín ya lo conoce a Jesús, a partir de ahora lo conocerá un poquito más, porque crecerá en ella por el testimonio de su mamá, padrinos Estela y Héctor y por la comunidad, para que sea una fe fuerte”.

Todos tenemos “carismas”, dijo el padre Ríos, “es como un rompecabezas para armar la iglesia, Jazmín cuando vaya creciendo irá descubriendo sus dones, carismas que tiene, para ponerlos al servicio”.

El Bautismo le da una identidad, como su nombre, la fecha y el lugar de nacimiento “ahora Jazmín tiene otra fecha – dijo el padre- la de tu nacimiento espiritual, y en el día de la  Virgen, ella es la Madre espiritual que nos cuida, acompaña y ayuda siempre”.  

Todas las niñas que actualmente viven en el Hogar De la Virgen del Milagro se consagraron en esta celebración a la Virgen del Rosario, a quien le rezan la oración del Rosario cada día pidiendo por distintas necesidades, principalmente por sus familias.   Ellas recibieron uno de los tesoros más preciados del P. Reginaldo Toro que fundó esta Obra, el amor por la Virgen María y el Rosario con el que la Virgen les enseñará la sabiduría cotidiana.