Carta del Intendente Municipal, a fray Reginaldo Toro (31 de enero de 1895)

0
334
Foto Ilustrativa. Hermanas Dominicas de San José cuidando enfermos en la zona del Litoral Corrientes.

En una Carta del Intendente Municipal, a fray Reginaldo Toro, firmada por Acosta  y Astrada el 31 de enero de 1895, le escribe haciendo un reconocimiento a la labor de las Hermanas Dominicas de San José por la atención del lazareto de San Vicente.

“Los servicios, pues, que en ella prestaban las Hermanas Dominicas son ya innecesarios y por lo tanto, ellas se han retirado, después de haber llenado la noble misión que allí las llevara, con una abnegación, un celo, una dedicación, una actividad y una buena voluntad verdaderamente extraordinarias y signos del mayor encomio.

La opinión de la Administración Sanitaria, la de los distinguidos facultativos que han frecuentado la Casa de Aislamiento, el conocimiento personal que yo mismo tengo de la manera como ellas han procedido en éste caso, me imponen para mí gratísimo deber de reconocer de una manera especial, los méritos que han adquirido a la Consideración pública”.

Texto completo de la Carta: Intendencia Municipal – Fin de la Espidemia de Cólera (Acosta y Astrada) 31 de enero de 1895