Villa de Soto salió a las calles para homenajear a la comunidad dominica

0
1157

Informa: Profesora Natalia Gongález – Comunicadora de la Red del padre Reginaldo en Villa de Soto.

Un viernes de fiesta en Villa de Soto en Córdoba con la apertura del año Jubilar (1919-2019) y el centenario de la Fundación del Instituto Santo Domingo de las Hermanas Dominicas de San José. Celebrando 100 años de vida entregada a la comunidad, a la educación de miles de generaciones en Soto y a evangelizar con trabajo y coraje que es el gran legado que les dejó el padre Reginaldo Toro.

La creativa grilla de actividades comenzó el viernes 12 de octubre a las 11 de la mañana con la caravana, «muy emotivo» decían en Soto, un pueblo entero se sumó a una fiesta de FAMILIA, y ese fue el clima que se vivió.

La caravana partió desde la estación de ferrocarril, encabezaban las hermanas en sulqui y las seguían alumnos caracterizados de la época y toda la familia Dominica (docentes, padres, alumnos y vecinos).

Salieron a las calles!!

La caravana se dirigió hacia las distintas instituciones de Villa de Soto que interrumpieron sus actividades para salir a saludar, agradecer y sumarse a esta fiesta dominica de la que todos se sintieron parte.

Escuela Nicolás Avellaneda, los bomberos, la Escuela Padre Bartolomé de las Casas, la Municipalidad donde los esperaba el intendente Fernando Luna y todo su equipo, la Cooperativa de Luz y fuerza, los comercios de zona céntrica, el Instituto José Manuel Estrada. También el Instituto Cura Brochero que esperaba el paso de la Caravana con alumnos y directivos para saludarnos; la plaza; la Policía; el personal del Banco Provincia de Córdoba que desde la vereda los esperaba para saludar; el IPEM 254 Tristán de Tejeda donde sus directivos entregaron a las hermanas un presente, para regresar finalmente al Instituto Santo Domingo donde compartieron el almuerzo en familia.

Acto y abrazo simbólico 

A las 19.30 se llevó a cabo el acto conmemorativo, abrazo simbólico y sorteo de 100 tortas. Los festejos culminaron con una Peña en la que participaron alumnos de nivel inicial y primario en la actuación de distintos bailes, y el nivel secundario con interpretación de cantos.

«Memoria agradecida por el sí de nuestro padre Reginaldo y de las primeras hermanas que llegaron al pueblo. Memoria agradecida al pueblo soteño que nos recibió y por los que hoy siguen apostando por nuestro proyecto educativo. Gracias a todos los que dieron y dan su vida con el tinte del negro y del blanco. Santo Domingo a celebrar la vida y tantas gracias» (Hermana Graciela).